¿Es posible la independencia de Kurdistán?

Kurdistan Irak Kurdos independencia

Acabada la Primera Guerra Mundial, los países aliados trocearon el antiguo Imperio Otomano y dividieron sus restos, sobre el mapa, entre armenios, kurdos, turcos y las potencias occidentales. Sin embargo, el sueño duró apenas tres años, y el territorio que podría haber comprendido un Kurdistán independiente se vio dividido entre Turquía, Irak, Siria e Irán.

Desde entonces, los kurdos han vivido separados en cuatro países donde han seguido caminos completamente diferentes, desde la lucha armada a la participación política.

La aparición del Estado Islámico en Irak y en Siria ha supuesto un peligro existencial a la propia supervivencia del pueblo kurdo, e irónicamente, ha permitido que los kurdos que viven en ambos países alcancen un nivel de autonomía impensable hace años.

Los kurdos iraquíes, que gozan del mayor grado de independencia respecto al poder central, han reabierto el debate sobre la independencia de un Kurdistán unido.

Y sin embargo, nunca, en los últimos 100 años, el pueblo kurdo había estado tan cerca y a la vez tan lejos de lograr la independencia. Asediados por un enemigo común y divididos por las ambiciones políticas y controlando los recursos económicos y naturales, debemos preguntarnos: ¿es posible un Kurdistán independiente?

Sí, el Kurdistán iraquí ya es un territorio independiente de facto.

En teoría, para constituir un Estado son necesarios tres ingredientes básicos: un territorio, una población y un gobierno. El Kurdistán iraquí reúne los tres.

Desde la invasión norteamericana de Irak en 2003, el Kurdistán ha vivido como una entidad autónoma dentro de un deshecho Estado iraquí. La brecha entre ambos no ha hecho más que incrementarse con el tiempo, debido a las políticas sectarias, pro-chiíes, que ha llevado a cabo el gobierno de Bagdad.

Y la aparición del Estado Islámico ha terminado de confirmar los peores temores del gobierno iraquí. Un Kurdistán, dentro de Irak, pero que no depende directamente de Bagdad, ha demostrado que puede sobrevivir económicamente utilizando sus recursos naturales y protegerse de los ataques del EI con sus ‘fuerzas armadas’, los Peshmerga. Sin embargo, ¿es viable esta estrategia a largo plazo? No.

El Kurdistán iraquí necesita establecer rutas de comercio internacionales para vender su petróleo, más allá de sus vecinos inmediatos, así como relaciones diplomáticas con otras naciones si pretende sobrevivir a años de guerra con el Estado Islámico. La independencia podría ser la solución.

No, Kurdistán depende del petróleo para sobrevivir.

El Kurdistán iraquí se asienta sobre el 20% de las reservas de crudo en Irak, pero únicamente puede exportarlo a través de Turquía, hacia el Mediterráneo. El petróleo es, además, la única fuente de ingresos estable de la que dispone el gobierno regional.

De hecho, una de las razones que ha provocado la crisis política en la que están inmersos el gobierno de Bagdad y el gobierno regional de Erbil es el pago de los beneficios por la exportación del petróleo. Según un acuerdo entre ambos ejecutivos, el Estado iraquí transfiere el 17% de los beneficios de la venta del petróleo a nivel nacional al Kurdistán iraquí.

Como medida de presión económica, Bagdad congeló los pagos y el gobierno regional tuvo que buscar una salida a su producción de crudo: vender por debajo del precio del mercado a el único país dispuesto a comerciar con ellos, Israel.

Para lograr la supervivencia económica, el Gobierno Regional del Kurdistán necesita llegar a un acuerdo estable con Erdogan. Sin este acuerdo, la independencia es inviable.

La alternativa es negociar con Irán la venta de petróleo por un precio más alto del que obtendrían en Turquía. Sin embargo, es una jugada demasiado peligrosa. Además de violar el embargo internacional a Teherán, el Kurdistán se abriría una brecha con las posiciones marcadas por sus dos potenciales aliados, norteamericanos e israelíes.

En total, se calcula que un Kurdistán iraquí independiente obtendría 12 mil millones de dólares cada año por la exportación de gas y petróleo1, suponiendo que el precio del crudo en el mercado internacional no continue bajando. Unos pequeños ingresos que serían esenciales para un Kurdistán independiente.

Recursos naturales Kurdistán iraquí

Sí, Kurdistán es capaz de atraer inversores extranjeros.

En 2004, la renta per cápita en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, era de apenas 450$/año, una de las más bajas en todo Irak. Diez años más tarde, esta cifra se ha incrementado espectacularmente hasta llegar a los 7.600$/año2, liderando la economía iraquí. Donde antes había una ciudad pobre, hoy se extiende una metrópolis en plena ebullición.

En los últimos ocho años, el Kurdistán iraquí ha recibido 40.000 millones de dólares en inversiones extranjeras3, especialmente en el sector de la construcción, de la industria petrolífera y la hotelera.

Turquía se ha convertido en el mayor socio económico de Erbil, siendo responsables del 70% de las inversiones extranjeras en la región. Esto ha permitido reducir la dependencia kurda del ejecutivo iraquí, y a su vez ha aumentado la confianza del Gobierno Regional del Kurdistán en sus vecinos.

Sin embargo, la rápida expansión del Estado Islámico ha paralizado algunas de las inversiones que se tenían proyectadas en la zona, por lo que la supervivencia de un Kurdistán independiente depende, también económicamente, de la capacidad de los Peshmerga kurdos para frenar el avance de los yihadistas.

No, el Kurdistán iraquí sería el único motor de la economía.

Tanto en Turquía como en Siria, el principal motor económico es la agricultura. Y aunque el Kurdistán sirio se asienta sobre uno de las mayores reservas de petróleo sin explotar4, pasarían muchos años antes de que el dinero proveniente de la exportación del crudo comenzara a fluir a las arcas kurdas.

Los 12.000 millones de dólares que el Kurdistán iraquí puede introducir en la economía, gracias a sus reservas de petróleo y gas, serían suficientes para mantener un Estado pequeño que únicamente comprendiera los territorios kurdos en Irak. Sin embargo, no bastarían para financiar a una gran administración que reuniera a todos los kurdos bajo una misma bandera.

Tal desequilibrio en la economía no haría más que cimentar las diferencias políticas y económicas que ya existen entre los diferentes territorios kurdos en Irak, Turquía y Siria.

Sí, las grandes potencias tienen intereses económicos en el Kurdistán.

Desde 2009, China se ha convertido en uno de los principales inversores en el sector petrolífero en el Kurdistán, y un importante actor en la región. De hecho, hace apenas dos meses Pekín abrió un consulado general en la capital del Kurdistán iraquí, Erbil. Al mismo tiempo, kurdos y chinos se encontraban en medio de unas negociaciones que permitirían exportar hasta 4 millones de barriles de petróleo cada año hacia el gigante asiático.

Para los kurdos, firmar un contrato tan importante permitiría establecer un precedente para extraer a otros países que estuvieran interesados en importar petróleo kurdo, además de asegurarse una financiación que les permitiría continuar la lucha contra el Estado Islámico.

Es difícil imaginar un escenario en el que China apoye abiertamente un movimiento separatista, como es el caso de los kurdos. Y sin embargo, dentro o fuera de Irak, Pekín seguiría obteniendo importantes beneficios económicos de los campos petrolíferos al norte del país.

Existe otra potencia regional que posee intereses económicos en el Kurdistán iraquí, y que ya ha comprado petróleo kurdo, Israel. Este país necesita reducir su dependencia energética de Rusia y de sus naciones vecinas, de quienes importa más del 70% del crudo que necesita. Por ello, un Kurdistán independiente sería una excelente noticia para Israel, ya que lograría un aliado estratégico y energético en el corazón mismo de Oriente Medio.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Es posible la independencia de Kurdistán?


¿Te has quedado con ganas de más? Este es sólo el primero de una serie de artículos para debatir y analizar la independencia de Kurdistán desde todas las perspectivas posibles: economía, política, recursos naturales, seguridad o relaciones internacionales.

Todos los artículos sobre la independencia del Kurdistán están disponibles en esta página.

Si te apasiona el tema, ¡participa en el debate sobre el Kurdistán y deja tu comentario!

Análisis sobre los conflictos, la actualidad y el futuro de Oriente Medio. De Egipto a Turquía y de la política en Líbano a la guerra civil siria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme para conocer la actualidad de Oriente Medio, al momento