Cómo la actualidad en Oriente Medio influye en tu vida diaria y por qué debería interesarte

Oriente Medio Estado Islámico

A principios de los años 60, el precio del petróleo permanecía estable, en la mayor parte del mundo, gracias a las fuertes regulaciones que Estados Unidos ejercía desde el final de la Segunda Guerra Mundial sobre el barril de crudo. Por aquella misma época se creó la Organización de Países Exportadores de Petróleo, cuyos miembros pertenecían al ‘tercer mundo’ y cuyas opiniones habían sido continuamente ignoradas para fijar el precio del petróleo hasta la fecha. Todo aquello iba a cambiar.

El 6 de octubre de 1973, Siria y Egipto iniciaron un ataque por sorpresa contra Israel para recuperar, respectivamente, los altos del Golán y la península del Sinaí. La ofensiva no se transformó en el éxito militar esperado, y apenas dos días después el ejército israelí había retomado las posiciones perdidas el primer día de la guerra.

Como respuesta, los países árabes productores de petróleo decidieron utilizar sus recursos naturales para ejercer presión sobre los países occidentales que apoyaban al gobierno israelí. Amenazaron con establecer un embargo en la producción de crudo e incrementaron los precios en un 70%. Lógicamente, Estados Unidos no tardó en presionar a Israel para que aceptara un alto el fuego y que iniciara las negociaciones de paz.

Gráfica precio petróleo

¿Cómo afectó la guerra árabe-israelí de 1973 al precio de la gasolina? En España, llenar el depósito se comenzó a pagar hasta un 39% más caro. Sin embargo, esta fue sólo la primera de las crisis que provocaron que, en 40 años (desde 1960 hasta 2000), la gasolina subiera un 1.695,4%1.

No necesito decirte quién paga las subidas en el precio del petróleo, ¿me equivoco?

Oriente Medio sigue determinando el precio que tú, y todos, pagamos por la gasolina

De hecho, hasta 2010, el 40% del petróleo que se importaba hacia España provenía de Irán, Libia, Irak y Arabia Saudí.

Después de las revueltas árabes y de la caída de Gadafi, la producción de crudo en Libia cayó hasta mínimos históricos. Irán se aprovechó de la desaparición de su principal competidor y aumentó sus exportaciones hacia nuestro país hasta que, en 2012, la Unión Europea implementó un embargo dirigido a Teherán como medida de presión contra el enriquecimiento de uranio. Irak, a su vez, se vio perjudicado por la pérdida de los campos petrolíferos en manos del Estado Islámico.

En menos de tres años, España perdió a 3 de sus principales proveedores de crudo en Oriente Medio, desencadenando una nueva subida en el precio de la gasolina en nuestro país.

Sólo Arabia Saudí se ha beneficiado de las crisis políticas que han motivado la ‘desaparición’ de sus tres principales competidores y en poco tiempo se ha convertido, incluso por delante de Rusia, en el principal importador de petróleo hacia nuestro país.

Importaciones crudo España Oriente Medio
Importación de Petróleo en España, 2010. Fuente: ArcGIS

Pero no todo son malas noticias cuando hablamos del precio del petróleo. En las últimas semanas, el barril de Brent ha descendido hasta situarse a niveles de 2010, muy por debajo de los 100$. ¿El motivo? La inestabilidad en Irak.

Las teorías de la conspiración aseguran que, para impedir que el Estado Islámico se siga financiando mediante la venta de petróleo en el mercado negro, Arabia Saudí ha forzado la caída del precio del barril2. Una explicación aún más lógica es que perjudica por igual a Irán y a Rusia, ambos rivales tanto del reino saudí como de Estados Unidos.

Poco importa la motivación de mantener los precios bajos, ya que beneficia a España. Si el barril se mantiene alrededor de los 80$, pagaríamos unos 28 millones de € menos al día, que no es poco. ¿Y esto llegará a los consumidores? Digamos que, de momento, es el gobierno el que se ahorrará unos 10.000 millones de € al año. Me temo que los consumidores seguiremos pagando religiosamente la gasolina a precio de oro.

En 5 años, el Estado Islámico planea conquistar la península para recuperar el territorio de Al-Andalus.

Si te muestras escéptico y te entra la risa ante las estimaciones, por otra parte, poco realistas del califato, échale un vistazo a la siguiente foto:

Si has estado en Zaragoza, reconocerás la Alfajería, patrimonio de la humanidad construido en el siglo XI durante la época de los reinos de taifas. El papel negro que te tapa la vista es una bandera del Estado Islámico.

Nuestro país es un objetivo del Estado Islámico por dos razones. La primera es histórica, ya que durante 700 años formamos parte de los sucesivos califatos musulmanes. La segunda es geográfica, ya que España es la puerta de entrada más directa hacia Europa, a través de Ceuta y Melilla.

Y aunque el Estado Islámico no tiene capacidad real para cometer grandes atentados en España a corto plazo, existen dos riesgos de seguridad que sí que deberíamos tener en cuenta. El primero es la amenaza de lobos solitarios, que no necesitan una célula operativa detrás y cuyas intenciones son casi imposibles de averiguar con anterioridad, como sucedió en Canadá la semana pasada.

El segundo riesgo es que el Estado Islámico atente contra objetivos españoles en el extranjero. Y no tenemos que irnos hasta Siria o Irak, sino que los podemos encontrar en Marruecos o Argelia. De hecho, ambos países son una fuente de yihadistas que han viajado a Oriente Medio para unirse a ISIS en su cruzada contra la humanidad. Aún más peligroso, en Argelia, un grupo antes asociado a al-Qaeda juró obediencia al califato y su primera acción fue secuestrar y ejecutar a un turista francés que se encontraba en el país.

Estado Islámico Irak Siria

De los refugiados sirios que se encuentran en España, una pequeña minoría ha llegado en avión desde el aeropuerto de Beirut.

Sin embargo, la gran mayoría han tenido que hacer frente a los sobornos y a las mafias que les venden pasaportes falsos para intentar cruzar por Ceuta y Melilla. En total, unos 800 refugiados sirios han pedido asilo en España3.

El flujo de refugiados hacia España se mantiene a unos niveles mínimos, comparados con otros países de la UE. Desde que comenzó la guerra civil siria, apenas 60 peticiones de asilo han sido concedidas. El resto de refugiados simplemente se quedan en un limbo legal. No se les expulsa pero tampoco se les da una respuesta positiva.

En realidad, no se conoce el total de refugiados sirios que podrían residir en España, ya que el gobierno sólo contabiliza aquellos que se encuentran en un centro público de refugiados, en Madrid, Sevilla o Valencia. Se calcula que su número podría ser unas 10 veces mayor.

Sin embargo, existe un ejemplo muy claro y ‘muy sencillo’ de cómo los conflictos en los países árabes afectan a la inmigración hacia España. Después de la guerra en Libia, los pueblos nómadas del desierto que habían luchado junto a Gadafi volvieron hacia el sur y utilizaron su arsenal, recién adquirido, contra el Estado de Mali. Los conflictos en la zona forzaron a los habitantes de la región a buscar refugio en otras zonas del país aumentando, a su vez, el número de personas que se dirigían hacia Ceuta y Melilla con la esperanza de entrar en Europa.

¿Qué opinamos sobre Oriente Medio?

Si se realiza una encuesta entre los españoles y se les pregunta sobre los rasgos negativos con los que identificarían a los habitantes de Oriente Medio, “fanáticos” y “violentos” serán los primeros términos que aparezcan en la lista4. ¿Y si hacemos el ejercicio contrario? ¿Te sorprendería saber que en Oriente Medio se nos considera “violentos” y “egoístas”? El desconocimiento mutuo existe tanto aquí como allí.

La actualidad en Oriente Medio no sólo influye en nuestra vida diaria, sino que también repercute sobre la visión que tenemos de sus habitantes y nos hace posicionarnos en las grandes cuestiones en la región: ¿a favor o en contra de intervenir en la guerra civil siria?, ¿a favor o en contra de establecer sanciones económicas contra Irán?.

España es uno de los países de la Unión Europea que más sufre las consecuencias del embargo de petróleo contra Irán, ya que, debido a nuestro gran déficit energético, importamos el 80% de la energía que consumimos. Sin embargo, y contra todo pronóstico, España también es el país que más apoya las sanciones internacionales contra Irán de todos los países occidentales, con un 38% a favor5. Aún más extraño es que el 59% de los españoles se muestren favorables al uso de la fuerza, si fuera necesario, para obligar al gobierno iraní a frenar su programa nuclear.

Los españoles también tienen una posición definida sobre la guerra en Siria. El 76% se opone a una intervención extranjera en territorio sirio y el 61% está en contra de armar a los grupos rebeldes6. Curiosamente estos datos chocan con la cuestión de elegir entre la ‘estabilidad aún cuando conlleve aceptar gobiernos no democráticos’ o la ‘democracia incluso si implica un periodo de instabilidad’.

Oponerse a una intervención extranjera o a armar a los grupos rebeldes podría interpretarse como un apoyo tácito al gobierno de Assad frente al caos y a la inseguridad que supondría, en estos momentos, una victoria rebelde. Sin embargo, el 71% de los españoles aseguró en la encuesta que prefería la democracia en la región aún cuando conllevara un periodo de inestabilidad o guerra.

Es posible que la respuesta a estas contradicciones se encuentre en nuestra historia reciente, o quizás sea porque estos datos pertenecen al año 2013, antes del surgimiento del Estado Islámico como actor predominante en Siria e Irak. ¿Qué opinaremos sobre Oriente Medio en unos meses?


(Actualización, 13 de noviembre)

El Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) ha publicado su informe bianual “La Defensa Nacional y las Fuerzas Armadas”7, en el que se estudia la cultura de defensa y de seguridad en nuestro país.

¿Lo más jugoso? Por ejemplo, sólo el 23% de los encuestados creen que algún país extranjero amenace nuestra seguridad. Entre los que han respondido afirmativamente, los países de Oriente Medio (17%) y Marruecos (15%) ocupan las primeras plazas. Curiosamente, se da la circunstancia de que un 8,5% aprecian que Siria podría suponer una amenaza militar para España.

Por otra parte, el 31,5% de los españoles señalan que existen conflictos internacionales que representan una amenaza para nuestro país. Los focos de conflicto que ocupan los primeros lugares son “Norte de África y el Sahel” (31,5%) y “Oriente Medio y Asia Central” (23%).

Análisis sobre los conflictos, la actualidad y el futuro de Oriente Medio. De Egipto a Turquía y de la política en Líbano a la guerra civil siria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme para conocer la actualidad de Oriente Medio, al momento