¿Rebeldes moderados? ¿Qué rebeldes moderados?

rebeldes moderados

Desde el inicio de la revuelta en Siria, la estrategia de Estados Unidos para resolver el conflicto ha estado clara: confundir el enemigo con mensajes incoherentes y contradictorios. Desde las famosas líneas rojas hasta las promesas de armar a los rebeldes moderados, la vacilación de Estados Unidos ha dado sus frutos y ha eliminado, uno por uno, a todos los aliados de EEUU dentro del país, hasta el punto de convertir a Assad en la mejor opción para Siria1.

En un artículo reciente del New York Times2, un antiguo combatiente que había desertado del Ejército Libre Sirio expresaba su frustración con la política de Estados Unidos respecto a los rebeldes:

“Dicen [los norteamericanos]: ‘existen líneas rojas, os apoyaremos, os daremos armas.’ Entonces no hacen nada, y después de cuatro años te dicen que Assad es la mejor opción que hay.”

Como dijo Henry Kissinger en 1968: “ser enemigo de Estados Unidos puede ser peligroso, pero ser amigo es letal”.

Apostando al “rebelde moderado” perdedor

En los primeros meses de la revuelta en Siria, cuando parecía que el régimen de Bashar al-Assad perdía el control del país a marchas forzadas, la gran esperanza occidental se llamaba Riad Al-Assad (quien, a pesar del apellido, no tiene relación con Bashar). Riad era un coronel del ejército sirio que, en julio de 2011, desertó para formar el Ejército Libre Sirio junto a otros 6 oficiales3. Sin armamento pesado, el ELS se concentró en pequeñas acciones contra unidades militares sirias dispersas  con el fin de “proteger a la población local”4.

En un conflicto en el que se podía distinguir tan claramente a los buenos y a los malos, Estados Unidos y sus aliados en Oriente Medio no tardaron en armar5 y entrenar6 a los rebeldes del Ejército Libre Sirio. El problema es que lo que se conocía entonces como Ejército Libre Sirio estaba formado, en la práctica, por desertores del ejército de Bashar al-Assad pero también por cualquier grupo de personas que tomara las armas y se autoproclamara rebelde7. Ni las milicias surgidas que se consideraban parte del ELS, ni las propias unidades formadas por soldados que habían desertado obedecían las órdenes de Riad al-Assad.

manifestacion rebeldes siria
Fuente: Syria Freedom

En un clima de caos y de ascenso islamista dentro de las filas rebeldes, los grupos que formaban el Ejército Libre Sirio expulsaron a Riad al-Assad y eligieron al general Selim Idriss como su nuevo comandante8. Idriss era “una voz moderada”, un hombre del agrado de Estados Unidos sobre el que John McCain llegó a decir que “compartía los valores y principios americanos”9.

A pesar de ser el hombre en el que confiaban los norteamericanos, Idriss recibió provisiones y entrenamiento, pero no las armas y la financiación que tanto necesitaba para luchar contra el ascenso de los yihadistas dentro de sus propias filas10. Con un Ejército Libre Sirio que apenas podía mantener a sus soldados y cuyas penurias económicas llegaron al extremo de no poder comprar balas, las deserciones llegaron a ser tan frecuentes que unidades enteras del ELS desertaban para unirse a la filial de al-Qaeda en Siria, el Frente al-Nusra11.

En un último momento de gloria, y ante las sucesivas derrotas del ELS frente al Frente al-Nusra, el general Idriss llegó a considerar unir sus fuerzas con las del ejército sirio para luchar contra los yihadistas12. La idea no le debió rondar mucho tiempo en la cabeza, porque apenas una semana después, Selim Idriss huía junto a sus oficiales hacia Turquía después de que los yihadistas del recién creado Frente Islámico tomaran el cuartel general del ELS en el norte de Siria13 y se hicieran con equipos y provisiones estadounidenses destinados a los “rebeldes moderados”.

rebeldes yihadistas Siria
Un rebelde ‘poco moderado’ en una tienda de campaña de la agencia de ayuda norteamericana USAID. Siria, 2013

La última esperanza norteamericana se llamaba Jamal Maarouf y lideraba el mayor grupo dentro del ELS, el Frente Revolucionario Sirio. Suficientemente moderado para recibir ayuda de EEUU y suficientemente religioso para aglutinar a diferentes corrientes bajo el paraguas de su milicia, Maarouf había ganado una excelente reputación en occidente al lanzar una ofensiva contra el Estado Islámico en la región de Idlib14, después de meses de derrotas de los “rebeldes moderados”.

Apenas unos meses más tarde, el proyecto liderado por el la última esperanza norteamericana en la lucha contra el yihadismo se desmoronó tras una ofensiva de pocos días del Frente al-Nusra en la región de Idlib. ‘Por casualidad’, después de tomar las posiciones del Frente Revolucionario Sirio, los yihadistas de al-Nusra se han dejado ver con armamento pesado y misiles antitanque15, aunque Obama siempre ha negado haber armado a los rebeldes moderados16.

¿Qué es un “rebelde moderado”?

Después de que Obama anunciara en verano de 2014 que destinaría 500$ millones a armar a aquellos grupos rebeldes que fueran considerados “moderados”17, el genial humorista Andy Borowitz escribió un cuestionario para rebeldes moderados sirios18 en el que se pedía a los candidatos que eligieran si se describían como: “A) Moderado, B) Muy moderado, C) Moderado con locura o D) Otro”.

Sin embargo, la realidad no está demasiado lejos del humor de Borowitz19. Los instructores americanos están siguiendo el mismo guión que en Afganistán: reclutar a líderes tribales (en el caso de Siria, líderes de algún grupo del ELS) para que sean ellos quienes elijan a los milicianos que seguirán la formación y que recibirán las armas. Cuando se dispone de una lista con los nombres elegidos, se pasa por bases de datos se investigan fuentes humanas que puedan corroborar sus antecedentes y, si no aparece ninguna alerta, se procede al entrenamiento.

Esto es un rebelde moderado

¿Qué rebeldes moderados?

El gran problema de entregar armamento y de entrenar a rebeldes sirios es la falta de control que se tiene durante todo el proceso. Comprobar los antecedentes de cada persona es un proceso largo y poco fiable, especialmente en un país como Siria donde la única posibilidad consiste en acudir a fuentes humanas que quieran trabajar con los estadounidenses y que ‘puedan certificar’ las buenas intenciones del aspirante a “rebelde moderado”.

Aún así, no es posible contar con la certeza que, una vez acabado el entrenamiento, el recluta no deserte para sumarse a las filas de al-Nusra o del Estado Islámico. De hecho, hace apenas dos días 3.000 milicianos entrenados y armados por Estados Unidos, que habían pasado sin problemas el ‘proceso de selección’, se unieron al EI junto con sus armas, su dinero y su experiencia20 en la región de Qalamoun, junto a la frontera libanesa.

Incluso cuando el ‘proceso de selección’ de los aspirantes a rebelde moderado funciona, no hay garantías que la lealtad de estos rebeldes se mantenga favorable a Estados Unidos, especialmente si tenemos en cuenta el hecho que ser entrenados, financiados y armados por EEUU les convierte automáticamente en el blanco de ataques yihadistas. Numerosas milicias aliadas de los norteamericanos se han vuelto en su contra tras los bombardeos de la coalición sobre objetivos del Estado Islámico. Un miliciano del ELS explicaba perfectamente el problema en un artículo de The Guardian21:

“Todos los habitantes locales se preguntan por qué la coalición liderada por EEUU no vino a rescatarles de los disparos del ejército de al-Assad, pero corren a luchar contra el Estado Islámico cuando conquistó unos trozos [sic] de tierra. Antes luchábamos sin tregua contra el EI por haber tomado las áreas liberadas, pero ahora, si no estamos dentro de una alianza, tenemos una tregua con ellos [el Estado Islámico]”

En una guerra como la de Siria, sólo existe una ilusión de control sobre los grupos moderados y el armamento que los países occidentales pueden entregarles. En una entrevista con Foreign Policy22, Milton Bearden, agente de la CIA encargado de armar a los combatientes afganos en los 80, aseguraba que la administración americana debería reflexionar antes de entregar armas a los rebeldes sirios y “si lo haces, no intentes convencerte que eres tú quien controla la situación”.

Análisis sobre los conflictos, la actualidad y el futuro de Oriente Medio. De Egipto a Turquía y de la política en Líbano a la guerra civil siria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme para conocer la actualidad de Oriente Medio, al momento