Saber cuando abandonar

En 2013 comencé un blog que se llamaba GeoDiplomacy. Claramente, en aquel momento no había leído nada sobre cómo encontrar un nombre decente para un blog. Pero me lancé. Fue algo impulsivo, en un Beirut fustigado por el calor sofocante del verano, asediado por los coches bomba y rodeado por zonas en conflicto (Trípoli, Saida, La Bekaa). Es decir, un día cualquiera en Beirut.

Un año después, sin haber conseguido muchos de los objetivos que me había propuesto con GeoDiplomacy, pero envalentonado por la experiencia y por lo que había disfrutado con el proyecto, lancé alejandromarti.es.

He trabajado por este blog durante dos años, escribiendo artículos sobre actualidad, intentando dar una visión diferente de Oriente Medio y respondiendo a las inquietudes de la sociedad y los comentarios estúpidos que se oyen en las tertulias de televisión.

Inicié el blog para iniciar una nueva carrera profesional. Durante este tiempo he luchado para conseguir publicar artículos en medios especializados, para ser reconocido como un profesional especializado en Oriente Medio, para obtener o crear un trabajo que me permitiera combinar mi pasión con mi medio de vida. Hacia el final, me habría conformado con que el blog se hubiera podido sostener por si mismo y pagar el dominio y el hosting.

¿He fracasado? No.

Han sido dos años maravillosos. He visto a familiares y amigos, que jamás creí que estuvieran interesados en la política árabe, discutir sobre el futuro de la región como si se encontraran en cualquier café de Damasco y les fuera la vida en ello. He conocido a personas brillantes como Itxaso, Laura, Isabel y Sergio, con los que he compartido conversaciones y experiencias sobre nuestro tiempo viviendo en Oriente Medio, y sobre la actualidad y el futuro de los países que llevamos en el corazón.

También he visto a personas sin ninguna experiencia en Oriente Medio, conocimiento o interés por acercarse a su cultura escribir en medios especializados, plagiar fragmentos de periódicos extranjeros y alzarse a la cúspide de los “expertos” a los que cualquier televisión querría entrevistar.

Sin embargo, el blog me ha dado la oportunidad de conectar con personas de todas las edades y regiones del mundo, y de compartir con ellos la pasión por Oriente Medio. Me considero un privilegiado. Echaré de menos a cada uno de los lectores, amigos y compañeros que me han impulsado a publicar y a seguir adelante. Os dejo en buenas manos.

Nunca he tenido problemas en iniciar un proyecto nuevo o en lanzarme a mil aventuras, pero siempre me ha costado saber cuando, una vez hecho todo lo posible, es hora de abandonar. El balance no podría ser más positivo. De un pequeño blog en un nicho ultraespecializado, este proyecto se ha convertido en un lugar de encuentro para más de 9.000 lectores al mes. A todos ellos, gracias.

El blog ha sido todo un éxito y no podría estar más contento.

Análisis sobre los conflictos, la actualidad y el futuro de Oriente Medio. De Egipto a Turquía y de la política en Líbano a la guerra civil siria.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme para conocer la actualidad de Oriente Medio, al momento